To blog or not to blog

Estoy repasando el artículo de Price Waterhouse Coopers y el IESE sobre los blogs corporativos (podéis encontrarlo pulsando aquí )

En él se encuentran recomendaciones 'curiosas', porque no me atrevería a calificarlas de 'interesantes', como la gran recomendación 'No mentir en los blogs'. Se han quedado a gusto los de IESE. Ni en la Web, ni a tus clientes. Es evidente que toda empresa que quiera triunfar en tiempos revueltos, y toda aquella empresa que quiere vender más a sus clientes ha de ser honrada y sincera con ellos en cualquier momento.

El dato más curioso, y que más me ha llamado la atención, es que las recomendaciones de la bibliografía tradicional (todos los grandes gurús 2.0 a los que desafortunadamente les he hecho caso en alguna ocasión), como son enlazar a un montón de gente (blogs en plan de los 10 mejores blogs de lo que sea), moderar comentarios, etc... ¡son falsas!

El mejor blog parece ser aquel que es un complemento de 'rapid edition' en las Webs, esto es, información menos estructurada y mejorando el time-to-market, para disponer de información de forma más rápida y más actualizada, con la facilidad de edición de un blog.

 Visto esto, no sé por qué estoy redactando un artículo de opinión...

 Bueno, sí. Un detalle que se les ha olvidado a mis amigos (y esto lo digo con todo el cariño, pues lo son) de PwC: GOOGLE LOVES BLOGS